Sirena del Baile

Volemos, Gitana al haz de las aguas

Datos personales

Mi foto

Nacio en plena costa de la ciudad porteña, me dedico ahora a la docencia universitaria en la Universidad Bolivariana de Venezuela siendo jubilado del Ministerio de Educación en Orientación Escolar y Filósofo. Ha sido Coordinador Literario del Diario El Espectador- Valencia- y La Calle. Ex-  columnista del Diario El Aragueño. Noti Tarde. Tiene Blogs en el Diario El Pais y Sur de Málaga. Trabajó como reportero político y cultural en el Diario Hora Cero en el año 1977- 1980. Es egresado de la Universidad de Car abobo y  especializado en Filosofía Moderna a través de la Escuela de Derecho de dicha universidad. Recibió cursos de Semántica jurídica y Discurso Político de la Universidad de La Recherchè, ( Francia) y Belleza y Arte de la Universidad de San Marcos, Perú. UPEL- Maracay y Universidad Central de Venezuela con los profesores Federico Riu y Juan Nuño. Fuè alumno de Filosofia del Premio Nobel de La Paz, Alfredo Perèz Esquivel y miembro de La Asociaciòn de Escritores de Venezuela. Càpitulo Carabobo.

sábado, 22 de julio de 2017

Quazil, el viajante del Cerro Azul, ((1

Fuente Literaria.
)
A María Tovar Delgado
Primera Parte. (1-3) Quién nació en mi tierra de origen, Puerto Cabello.
Relato de Ciencia- Ficción. Algunos datos son verdaderos. Basado, en voces de sus famil
iares, amigos y de mi comprensión de alguna realidad, en un período de tiempo en que, los sueños se cristalizan.
Marian chicharraba de frío, ya al atardecer, todo era nublado en el cruce de las montañas hasta llegar al campamento. Apenas una luz brillaba en la lejanía y las congeladas rocas, no permitían ver sus coloridos, desde el grisáceo hasta el azul cristalino. Aquí, en época pasada, llegaron otros viajeros, que, tomaron en serio su juego en invadir nuevas tierras. En poco tiempo, debemos saber, sí, todas estas esperanzas reflejaban una realidad, o nos habrían traicionado.

Al paso, son viejas reliquias. En el tiempo fueron atesoradas para los descendientes, pero los acuerdos con un presidente extranjero, permitieron que fuerzas militares sin mando, tomaran las riquezas de esa nación y, luego de colonizarla y esclavizar a sus habitantes, regresaron a su tierra de origen.
Nadie, comprende los tesoros de ahora. La primera oleada de hombres y mujeres libertadoras, habían ya llegado al campamento y, el escribiente, anotaba con su pluma la historia de una civilización de zombis que, ya había quedado en el recuerdo.
El mochilero, con sus viejos libros y el escribiente, fotografiaban toda la zona para no desviarse del camino, ante las brumas y las paredes de las montañas, era la entrada al Cerro Azul.
Johanna, siempre caminaba en una dirección, con sus vástagos tras de ella, viendo con sus lentes de fijación permanente, si veían, algún animal para deshuesarlo y sirvan de carnada y alimento a las veinte y cinco personas, que, como exploradores(as) ascendían las heladas serranías, hasta llegar a la cumbre, donde se encontraba el campamento.
Todos, los tesoros fueron almacenados en un lugar de reposo, para que la coloración del calor no los dañase, constituían símbolos del pasado. Representaban el mayor logro del hombre, en esos instantes y el futuro de ese país astral, estaba allí escrito. Aquel invierno fue fuerte para n
uestros ancestros y, las grandes olas de hielo, comenzaron sus primeros asaltos contra las montañas, llevándonos a las faldas de las montañas y, constituyó la primera embestida. El extranjero invasor, del país vecino, entabló en ese entonces una feroz batalla, con jóvenes guerreros que nadie apoyo, aunque la gente del campamento y las ciudades cercanas tenían hambre, como sed.
Ya, en la lejanía, se avistaba el Cerro Azul. Las marejadas de nieve y hielo amainaban sobre las faldas montañosas y, el verano se acercaba, eran meses de una larga caminata para traspasar las serranías y ver el brillo de la bahía y al final, el Castillo, donde muchos guerreros en el pasado, cayeron por las mismas arquerías del presente, ante el silencio de los amantes del tesoro, que ejercían funciones de control y son corruptos de la administración.
Es una lucha, hasta el final. Dos hombres y una mujer, hicieron rodar las rocas y la tribu que quedo encerrada por dos años entre las cuevas, vio luz, llegó el verano y el hielo, se dispergó por un tiempo, las batallas, se ganan en el terreno.
El sonido, es un flujo energético de los nuevos tiempos.  Tantas cosas extraviadas, pero, llegaste de un largo viaje, de otra galaxia, para decirme que te ibas para siempre. Tú alma y conciencia se extendería más allá de las estrellas y un conjunto de individualidades a tu alrededor te vitoreaban.  Fue el encuentro final con tu voz.  El flujo energético hizo contacto con el mío a través de las ondas sonoras y, quede extraviado, luego de tantos años en su búsqueda, en el Cerro Azul.
Jamás, hubo una repuesta, solo el tiempo, la reconoce y. ahora no se percibe, son solo, evocaciones del pasado, hay tantas cosas extraviadas en las noches del tiempo, que, llegan y siguen su curso, todo ha sido confiscado por el advenizo de otras tierras, que llegó, para someternos a una esclavitad, cuya culpabilidad recae en los débiles, por permitirle su paso en las montañas.
He cumplido, mi misión. Mis enjutos labios se adormecieron para arrastrar, solo unas palabras. Solo, quiero que me dejen en paz, no quiero esclavizarme de nuevo, llevando almas a la otra galaxia. La dura, brillantez se esfumo con su partida, la doble partida. Es necesario, en esta época dejar un torrente de tranquilidad en nuestra alma. Por todo ello, no quiero quedarme atrapado, las fuerzas enemigas avanzan vertiginosamente, ante la mirada lisonjera de algunos hombres del campamento, no saben que ya están muertos, solo sus almas perviven, buscando un lugar de descanso. Mi territorio, lo despedazan extranjeros, venidos de lejos ante sus riquezas para manejar las naves a través del ultrasonido.
Solo, busco un momento adecuado para teletransportarme.  Las montañas, son el único respiradero, son verdaderas jaulas de hierro, debo conseguir la única llave de entrada y, la tienes tú, en tu alma, Marián. Te la dieron desde niña para que la guardarse y, no comprendieron, tú llegada a ese epicentro de una parte del campamento, ante, la ignorancia, tuviste que desplazar tus fuerzas, enarbolando la brillante llave.
Tengo una sed de venganza y, la cumplo. Todos los terrestres a mi alrededor deben morir e irme a descansar en paz, el frio y el agua, no me dejan teletransportarme, nace, un aire de contienda en mi Ser, que es una esencia liquida del viento, que es mi espíritu.
La llave, es un tornillo plateado que se pasa, entre los barrotes de nuestra experiencia. Y, siempre se coloca en el centro de la jaula para que nadie la toque, muchos imploran para llegar a ella, hasta la banda de los soles, venidos desde tierras lejanas.
Pero, la llave es personal y, está en nuestra memoria. Y, cada persona la tiene, en nuestra memoria. Y está llena de mucha electricidad, mucha energía que al descansar, nuestra alcoba, se convierte en una cama de cristal. Allí, yacemos como dormidos, pero, nuestra conciencia revoletea hasta descubrir tu alma y nuestra relación con el firmamento, en una sola fuerza, Jehová.
Ella, esta guardada en el centro de nuestro pecho, como testimonio de nuestra luz.
La lucha será larga en nuestro territorio, entre las montañas, el gobernante invasor es controlado por grupos de carapálidas, venidos en grandes naves para asesinar a los nacidos en la galaxia, esta dominado mentalmente por los espíritus del mal, muchos ancianos reflejan doble faz en sus rostros y lo apalancan en el poder. Es el dominio diabólico por las riquezas, el hambre acosa a los pueblos. A nadie, les importa, todos, se encuentran expuestos al frio de las montañas, a lo lejos, se escucha una voz, libertad.
La princesa, se ha ido, con la llave de mi memoria. Solo soy, un enmudecido espectador del tiempo y, mis huellas a través de la experiencia y el aprendizaje, es borrado por el tiempo.

El tesoro en el Cerro Azul, (2)
En el laboratorio, había un gran trabajo, querían colocarle una memoria falsa, a quienes deseaban salir de viaje, sin respetar las normativas de seguridad. Los sedaron con narquidrina para confundir la verdad, los viajes, constituye una travesía fuerte y el gobierno militar invasor borraba los recuerdos conscientes y lo único que se sabía es que ir a la galaxia vecina en las naves traídas desde el otro cielo, muy rápidas, solo hacían cumplir un deseo, entregar nuestra tierra a otro Continente y esclavizarnos, como voluntarios.
Llueve y hace frío, descanse dos horas para proseguir el viaje, así que ir a Nhextón, llenaba mi ansiedad, como agente secreto e investigador, en esa gran ciudad terminaba mi misión, pero, estaba atrapado en el Cerro Azul, torrenteras de agua caen sobre el campamento y los zombis, tienen una memoria que se esfuma a cada momento, ya algunos tienen cuarenta años encarcelados, estamos allí atrapados y sin comer. Fatigados al ascender por el paso de las montañas, con veinte escuderos y cien guerreros a luchar contra el guerrero invasor, venido de otras tierras.
Los oscuros guerreros. En una oportunidad, sumergieron sus almas en el vacío, no podían pensar, se dejaron dominar y matar por los cazadores siberianos que, deseaban permanecer en el poder de la galaxia, es menester, acelerar el tiempo e ir a la zona de paralización para congelar vivos a estos cazadores, mientras, muy cerca, había galeones y fragatas de otros astromarinos., piratas con sus bergantines al acecho. Deseaban las fuentes energéticas que el invasor les ofrecía, porque la gran estrella asesina los arropaba.
Así que, los enemigos eran múltiples y fue necesario lanzar explosivos en el camino para quebrar las gargantas de paso humano y desconcertar las naves. El Castillo del Cerro Azul, se encontraba bien protegido por fuerzas leales, pero, llovía intensamente y los magnetos se debilitaban mucho por la falta de mantenimiento, el que se parara en el centro del Castillo, tenía el poder de todo y la única llave de cristal para abrir las compuertas de los laberintos que nos llevan a la gloria, fue llevada en la memoria de Liaguibert a la nave espacial de los antropos.  Que dispara fuego por debajo de la popa he enmudece los labios de cada anciano que se reúne cada semana en la alberga.
Hay que desarticular las fuerzas enemigas. Deseamos un cambio en el modelo de país, pero el regidor advenizo que nos gobierna, desea eternizarse en el poder, como lo hicieron en el pasado los Medos y persas, ya no estamos en el tiempo de las estrellas abiertas, ellas se oscurecieron con la muerte y asesinato de su principal regente. La Misión, era igual, liquidarlos a todos y robas sus fuentes energéticas, utilizando modernos aviones que, cruzaban el aire en un vertiginoso viento.
Pero, los zombis no despiertan, los engañan con una bolsa de alimento y palabras. No saben de debate coyuntural y las decisiones son analizadas por un psi
quiatra que le informa al regidor.
El Cerro azul, cierra sus puertas grandes de madera y levanta el puente de acceso, adentro, descansa el soñador del castillo.
Es descanso, los dragones comen y se ejercitan, conocen sus escuderos, quienes construyen nuevos escudos, hay la sentencia de muerte afuera.
La máscara mortuoria acompaña a los habitantes del campamento por su indolencia y prefieren ser recolonizados por fuerzas militares extrañas que asesinan a sus hijos torpederos. Una vez, este grupo, quiso invadir, fueron repelidos por fuerzas aeroespaciales leales, a pesar que el Castillo estaba cerrado, porque su regente se encontraba incursionando nuevas tierras vecinas
Los pobladores del campamento golosinan productos de mala calidad y las proteínas consumidas, tienen mucha
cantidad de grasa, que desconcierta y, la aleja de la razón, su capacidad de analizar. Es lo que desea el regidor extranjero y los invasores
Las serpientes, se encuentran intranquilas, enrolladas entre sí mismas, extienden sus cabezas como juguetes para esculpir sus miradas al cielo, algún día, han de ser juzgadas, no pueden utilizar máscaras de oscuridad, sus rostros     se encuentran revelados frente al espejo y la cama de cristal, que lee todo el conocimiento humano. Las dagas, las vigilan. El Centinela, cabalga sobre avestruces veloces, llenos de acero y carne, son mutantes del tiempo, otros animales perecieron por la evolución de los sueños.
Ojalá, tus hermosas manos de reptil, no me asedien en las noches, solo tanteas el aire, pero mi cuerpo de fuego. Te falta capacidad para hondear mis caminos entre las veredas de las montañas, Necesito levantarme y alcanzar la luna
Última voz, los guerreros y escuderos languidecen, (3)
El robot, se movía entre las puertas aceradas, el frío en la parte externa de la cueva, antes de llegar al Castillo, es muy intenso.  Las computadoras, daban falsas informaci
ones, fuera de toda comprensión. Se hizo silencio. Se abrieron una compuerta del traspatio y se pudo observar las aeronaves enemigas perderse entre las montañas y neblina. Más allá el monasterio fue sitiado por los esbirros y los osos montañeses y tres elefantes voluminosos, fueron avistados por el robot, porque el porcentaje de oxigeno escasea y se necesitaba para luchar fuertemente con espadachines, porque, otros fracasaron y ya, estaban muertos.
Rojio, un escudero se decidió a correr el riesgo, tomo su armadura y corrió hacia el Monasterio, allí quedaron pocos hombres, porque la comida escaseaba y tuvieron que sacrificar tres perros y un caballo para los monjes.  Todos, quería el botín.  Millones de dólares por petróleo y oro de las minas del Sur. El extranjero invasor, ya había obtenido su riqueza y manipulaba los ancianos del campamento, quienes lo vitoreaban a pesar de no tener ropa para cubrirse del frío y alimentos.
Algún día, la riqueza no alcanzará, todos querían algo para sobrevivir. Todos, desconocían la realidad y el conocimiento es hueco. Y, el robot jamás le permitiría entrar a la bóveda del tesoro.
La traición, ya se hizo presente en Vulcano, su muerte fue casi instantánea. Su físico, como militar llamó la atención y administró la comarca por poco tiempo. El hombrecito que le cuidaba, fue ascendido y enseñaba con orgullo, su pecho negro.
Nadie se acordó de la fecha del perenigraje, la tribu, tomo el campamento, junto a la planicie y los sueños del pasado, casi olvidado. En la planicie, las colinas eran bajas, y se podía observar, el camino hacia las tierras del Sur, más allá, el Polo con sus osos, un continente de agua blanca congelada y el aire mismo marchaba sobre los viajantes. Los glaciares, eran casi del tamaño de algunas montañas y, hacían barrera para evitar los ataques de las naves invasoras.
En el Sur, tenía residencia, una mujer escribiente, su voz hablaba de poesía y leyendas. La gente conseguía refugio en sus palabras. Allí, el verano traía un aire ligero y el valle poseía una pequeña pendiente, donde pastaban ovejos para la cría y alimento para los visitantes.
En el campamento de la montaña, la ciudad estaba en ruinas y la tribu, se le dificultaba cultivar en tierras fértiles, los militares se apoderaron de esas tierras, legionarios que asesinaban al pueblo y solo, exigían una espada para cuidar las cosechas y vender lo sembrado, a precios muy caros.
Los glaciares del Sur, alcanzaron las montañas, una generación después. En ese último verano, los hijos de Nashan, llevaron los tesoros sagrados de la tribu al solitario montículo que dominaba la planicie, más allá, el hielo, que, antes había brillado en el horizonte, se encontraba, ahora, bajo sus pies.
Los viejos libros, se abrieron en la cima del Cerro Azul. La cripta se abrió y, los restos olvidados de la civilización antigua se levantaron para siempre. Todos los tesoros y huesos fueron almacenados en su lugar de reposo. Entonces, fueron recibidas tres reliquias sagradas. La primera, es de metal, que mostraba el color de un calor intenso. Representaba el hombre y su futuro. La segunda, es el milagro de la ciencia antigua y presente, incrustado en un pedestal de metal con formas de arpía y la tercera reliquia, reflejaba nuestra conciencia en una proyección de luz, con una lata circular de oro y profunda, totalmente sellada y se abría, con una sola voz de mando, aquella que emana de nuestro interior.
 Fuente Literaria/ II parte. Capítulo I.
Relato de Ciencia Ficción.

La falta de armamento hacía difícil la llegada al campamento y, ya los escudos eran pocos, cada escaramuza dejaba varios inutilizados. Janethus, siempre atenta en el castillo, se encargaba de la cocina y de los invitados.
-He llegado muy extenuado, vos podéis darme de un poco de agua y alimento, los ciudadanos, luchan fuertemente con la gendarmería y la otra parte de la ciudad, no quiere colaborar, esta tarde tendremos una reunión rectoral y, mis pasos deben ser muy acertados.
Quazil, volvía sobre sus pasos cada mañana, Darcy y ella, arreglaban todas las cosas y completamente a sus órdenes, siempre mantenían una garrafa de té helado y una bebida caliente. Allí, todos deben tener el mismo pensamiento y, o había tiempo para casarse o enamorarse.
El espíritu de la familia, reinaba en ese lugar. Algunos, querían vivir a su manera y había una gran preocupación, descubrir la verdad y, en la noche se reunían alrededor de la mesa del gran Salom para cantar algunas alabanzas. -
-No le entiendo. Replicó Janethus, usted debe descansar mi Señor, la alcoba, siempre estará arreglada para usted y mi familia, es vuestra familia, tenga la seguridad absoluta de que nuestro casamiento es imprudente y uno de mis hermanos se opone. Acá, podré atenderle, pero, debo viajar a otras tierras y olvidarme, no tener recuerdos de aquel momento.
El espíritu de lucha es presente. Las conversaciones se cruzaban entre los guerreros, había poco escuderos. El campo de batalla era controlado por grandes aeronaves de acción rápida y la pólvora adquirida ya se encontraba vencida, los extorsionadores provenientes del país vecino poseían su propia vanidad y los reparos eran fuertes, por la poca responsabilidad al momento de los choques entre grupos sectoriales, solo la prevención hacía acortar los brotes de lucha, los detalles se venían dando, luego de cada combate.
Había disgusto y llantos. La ciudad permanecía a oscuras, y nadie estaba obligado a luchar. Había una fuerza de combate que debía estar eliminada por el perfil de sus integrantes. Había que organizar los frentes de batalla y, las líneas de combate, los escuderos estuvieron en el aeródromo, una jornada de trabajo fuerte, solo se indicaba una dirección de lucha, la libertad del Sur.
Todos se marcharon a descansar. La luna, dejaba ver su silueta. Ya el thermo de té, se había agotado.

La fuerza del amor por Venezuela, lo dice todo, se había reunido, todos los esfuerzos, pero, hay diferentes enfoques de esa realidad y, alguna vez, debemos hablar del país.  Ya Janethus, se fue de una manera inesperada, casi sorprendente y, ya no hay pretensiones humanas en el Cerro Azul

Fuente Literaria/. II Parte/ 02

El invasor guerrero, proveniente del país vecino, perece confiado en su osadía de ganar adeptos a la fuerza. Aunque, los muros del Castillo son gruesos, acampaba en el campamento con varios colectivos armados y fuerzas enemigas, lo surtieron de acorazados, capaz de cruzar las montañas, A estos países injerencistas le interesaba, las riquezas de nuestro territorio. Quiazil, cuando estaba en el medio del camino, en plena montaña gélida, envió un emisario para cubrir las cubiertas del Castillo de dragones, cubiertos de relucientes escamas verdes y que, desde su interior, brotaran fuego por la boca. Espantado, su acompañante notó que la armadura que cubría sus brazos y piernas se había oxidado y caído de los ajustes. Su barba había crecido. Era evidente que el castillo del conocimiento, al igual que el Castillo del Silencio, habían jugado con el tiempo, gracias a ciudadanos envejecidos que creían en ofertas de manipulación mental.
El tiempo, transcurre con rapidez. Recordó, cuanto tiempo se había hecho eterno, mientras que su jefe esperaba que otras personas le acompañaran en el desplazamiento del guerrero invasor y orarán al Espíritu de Jehová y lo llenarán del poder necesario para ir al combate.
Ya, habían llegado al Castillo del Cerro Azul, ya la princesa se marchó en su cama de cristal al otro lugar del descanso espiritual y no pudo ejecutar sus fines, a la cual fue enviada por distorsión de su hermano, quien corrió como ardilla a sus pies, pero no era el tiempo. Quazil, luchaba a muerte con su hija Rebeca, una rebelde e instigadora que quebrantaba el espíritu de sus coterráneos.
Las pequeñas murallas del Castillo del Cerro Azul, lucían desmanteladas, sus habitantes se fueron al norte y Oeste, por mayores oportunidades de vida y no sentir el acoso de no tener alimentos y las fronteras, a los seres humanos, se les dio pies para no estar en un solo lugar, es necesario, entender el mundo de las fronteras y la ambición del corazón.
En el campamento, los habitantes, mostraban sus barbas, como signo del abandono, desnutridos y exhaustos por la ambición mental del guerrero, generaban miedo y temor, en sus conscupiciencia. Las palabras del antiguo Emperador, fueron desapareciendo junto a su legado, desapareció en un viaje eterno, hacia otra galaxia, sin retorno.
Ya se había perdido, toda esperanza, solo basta esperar y es necesario encontrarse en el sendero de la verdad y, ya las manzanas no se encontraban en el camino, ni las uvas. Todo ha desaparecido. Todo, llegaba en piraguas por vías lacustres o naves de gran calado. Ya el territorio, había sido entregado por pactos a los imperios.
Un acto de cobardía del invasor, sus ancestros le habían dado doble nacionalidad.
Nadie deseaba cultivar la tierra, todo lo recibían regalado y así surgió la codicia, ahora van por el Castillo del Cerro Azul, ya, hoy, es la segunda embestida y los caballos, dragones y caballeros, se encontraban cansados de luchar, fueron vendidos por sus amigos en negociaciones fraudulentas y negocios de mercaderías encubiertas, ya la bota militar oscurecía la luz del pasado.
Ya el caballo blanco, adolecía, no tiene fuerzas para seguir luchando junto a su amo por ideal, desmontan el Estado, para entregárselo a un Imperio.
Es una cruzada, todos desconocen el Sendero de La Verdad, todos, se encuentran atrapados en su propia armadura, las barreras del tiempo, los comprimen y este mundo, lleno de carcajadas, jamás podrá indicar el camino de la verdad, estamos en solitario, la voz familiar está a las espaldas del abuelo y su habitación. El viejo escaparate guarda su silencio, fue saqueado y de esta manera la vida carece de sentido, Jamás Quazil en su vida, se había sentido tan solo en su cama de cristal.
Ya, Merina, se encontraba descansando, Cuando el caballero despertó se había alejado de una enfermedad mortal, el tiempo miro al papel, todo estaba en blanco y nadie viajo al norte, donde están, la mayoría de la liturgia hermanable. Ya se acabó el tiempo de retener las lágrimas, es necesario colocarse la armadura y combatir, es necesario, una respuesta de las fuerzas imperiales. Es necesario sujetarse al yelmo de la salvación y salir a luchar por la libertad, con Jesús en el corazón, dejar las lágrimas atrás.





Fuente Literaria/--Ciencia Ficción. - 3” parte

Esa noche, el Monasterio abría sus puertas para dar una gran fiesta. Los eunucos tenían mucho movimiento para darle una bienvenida a los agraciados visitantes y atender la comelona servida, en grandes mesones. Había suficiente pescado y yuca con ensaladas mitas, brebajes y vino traído desde Carora. La sazón con hierbas aromáticas de la India no podía faltar. Es una noche de placer, las bailarinas con sus vestuarios de seda, comenzaban a menear sus cuerpos, al sonar de los tambores.
No tenía excusas, abandoné la casucha y me dirigí al paredón para saltar y lograr entrar, no era invitado, por lo tanto, tuve que ser osado y al llegar las tinieblas, me envolvieron en un manto blanco para pasar entre los guerreros acantonados a lo largo del camino. No pensé en comer esa noche, la comida, aunque sacrificada, luce muy apetitosa, como abundante.
Muy de madrugada, comenzaba la plegaria. Oportunidad para arrastrarme por el subterráneo y permanecer allí un tiempo para subir a la alcoba de la princesa. Es un mundo oscuro, donde los malvados deben pasar al otro lado y ser verificado por el guardián de turno. Muchos presos, con ojos llorosos van a ser lanzados al foso de los leones y sus osamentas, colocadas en filas en el malecón para espantar los malos espíritus.
El Monasterio, tiene un pequeño palacio a su lado, allí Goitika lloraba por el compromiso contraído. Su padre se la entregaría como dote al mayordomo de otra comarca, luego, seria trasladada al cuarto del príncipe para acordar asuntos del Estado. Una pequeña monarquía dividida en condados, cuyos campesinos están obligados a pagar con ganados o productos del huerto, su derecho a convivir en paz
Hay un deliberado cuidado en la cocina. Algunos desean la libertad, pero, en el campo no hay seguridad, los lobos en manada, arremeten contra las casuchas y el venado. Hay pocos perros de caza. Muchos desean salir de la esclavitud para existir en lo cotidiano y limitado del hacer. Tienen su esencia, como una burla para sí mismo, la idolatría y las horas del sacrificio, hacen de su conciencia una estructura, donde poco se concibe la libertad.
El triunfo de la burguesía, los tienen acorralados en el Monasterio, solo es un espacio para fiestas y no para la oración, asumen una posición de lo religioso, pero el incienso, la mirra y el estoraque poco ascienden a la presencia de Dios, por la infidelidad y el acoso sexual entre sus integrantes como sociedad.
Estoy frente gran muro, pasar entre los demonios y liberar tu alma es el fin. Romper con todo lo que la origina y mantiene, la burguesía se mantiene de sus propias mentiras y el pobre limita su crecimiento por su ignorancia, jamás desea debatir sus valores, Solo eligen la categoría de la mediación para ganar tiempo y lograr cumplir con los sacrificios.
Es una negatividad enajenante por triunfar y liberarse, nuestra conciencia siempre ha sido libre e idealista.
Goitika, fue adoptada, como hija única.  Y se le impuso normas para dejar de usar las máscaras de la existencia humana. Es el tiempo, me retiro al dormitorio, ya viudo, todo ha pasado, no esta Thais, estuve contemplado sus grabados, es la eternidad, somos todos, seres eternos.
Fuente Literaria/ Relato de Ciencia Ficción/I II Parte/ I


La princesa Alondra, se extravió hace diez años, en la nubosidad de la noche.  Y fue llevada a una casa en el pueblo de Asonyrosa, donde pasaba el día, dándole de comer a unos pajaritos, según el esclavo   capturado, serían las ocho de la noche, por parte de unos viajantes que, iban a ese lugar a expiar sus penas y   ya entrada la noche hacía mucho frío.
A la semana siguiente, salió al garaje     por escuchar muchos ruidos, pero era un eco proveniente del camino a la montaña, cuyas luces se encuentran encendidas las veinte y cuatro, (24) horas.  Había hombres y máquinas en ese lugar, apartado de los labriegos.
Al cambio de turno, uno de los vigilantes observo que unas cajas de cableados   eran transferidas a otro depósito, pero, en la caseta de vigilancia no se observó nada extraño. todos olvidaron el asunto.
Al lado de los galpones, existe una posada, unas sillas, más allá, un campo abierto para los aviones. Todos, lucían rápidos por terminar un gran cableado que irían conectados a una gran memoria central   para controlar los robots.
De repente, empezaron a caer una caja sobre a otra, dejando a todos sorprendidos. En las mismas, cuerpos humanos mimetizados que serían incorporado s como vigilantes en el campamento, muy cerca del castillo del Cerro Azul.
Tiempos de guerra se avizoran y, decidieron cerrar la posada por el ingreso a ella de espías, por medidas de seguridad. Seres sobrenaturales trabajaban en el interior de los galpones.
Nadie, se encontraba en paz    y las imágenes se cruzaban muy rápidamente, nadie puede ausentarse y los pobres, tienen derecho a una sola comida, algo de agua. Las mujeres en su lugar de trabajo, esclavizadas y en servidumbre.
Alondra, estaba sola.  Seguía con su idea fija de escapar, un duende la miraba fijamente con poca lumbre.
Los campesinos, pasaban lentamente, a lo lejos, las llamas de las fogatas, elevaban el olor a azufre. Un niño desapareció, otro, recuperó el conocimiento, estaba llenó de pánico Lo único que recordaba era que algo lo había arrastrado fuera de la casa por el camino hasta dejarlo sin sentido, mientras escuchaba unas horribles carcajadas.
Alondra, despertó al oír el ruido, cerca de la posada- Quazil, envió mensajes para el rescate. Las águilas blancas y el Cóndor   la sacaron del lugar para levantar vuelo hacia el Cerro Azul.










Zafiro y el Cendejo, el espíritu montañés
Fuente Literaria, relato de Ciencia- Ficción. /III/ 3” parte

Cuando el fuego es grande, todo se revolea, las olas enfurecieron y hubo un arrobamiento. El disparo del arcabuz encendió la mecha y desde aquella cima, la voz se asintió en el campamento. Los efectos de la contemplación espiritual, unida al éxtasis sobrevino en una gran lengua de fuego.
Un vencejo, paso junto a su bandada por el viejo templo y se anido, bajo la copa de un viejo cedro. Andaba siempre con su misma pareja y en el mismo sitio se asentaba por el cambio climático. Con el pico abierto, esperaba la orden de su dueña. Le estaba prohibido pisar el suelo, porque en su pasado era un príncipe. Así, volando, puede permanecer meses sin descansar, era su castigo.
Era necesario, regresar a la vida. Su conciencia no podía descender a los niveles inferiores, ni siquiera para practicar el sexo. Los niveles inferiores de conciencia nos anulan e incapacitan nos convierte en chismosos. La conciencia es para dar respuesta a todas las situaciones que la vida nos presenta, Las ilusiones nos arrastran al engaño y mentira, los espíritus bajos tienen poco espacio para operar porque carecen de racionalidad y conviven con mundos ilusorios y emotivos,
Una de las trampas más peligrosas es la del personaje conocedor de las ideas del Trabajo que las utiliza para sostener su yo ideal, encontrando en ellas una nueva base para criticar a los que no las comparten. La impresión de estar contemplando el mundo desde una perspectiva especialmente elevada disimula el hecho de que seguimos juzgando y comparando. Y los juicios y las comparaciones pertenecen al reino del personaje; no importa qué código utilicemos para juzgar y condenar, significa que estamos en un nivel de conciencia desde el que no se percibe la unidad que hay entre todas las cosas. Así que podemos creernos muy elevados y estar mentalmente a ras del suelo. De hecho, los seres humanos hemos caído en el egocentrismo y la identificación por accidente, pero permanecemos ahí a no ser que algo nos despierte del letargo, y nos preste ayuda procedente de lo Superior. De entrada, el Trabajo nos cuesta porque nos atenaza el miedo a prescindir de la protección del personaje: intentamos levantar el vuelo y aceptamos que nos ayuden a subir a una posición algo más elevada, desde la que nos resulte posible batir las alas y volar. El problema es cuando volvemos a caer al suelo y nos sentirnos de nuevo impotentes: entonces resulta más difícil aceptar la ayuda porque no es el miedo lo que nos lastra sino el orgullo.
Pero esto no solo está también previsto, sino que resulta indispensable porque soltar el orgullo nos abre de verdad las puertas de la libertad. Inicialmente somos vencejos caídos que hacemos prácticas en una pajarera; solo cuando perdemos el orgullo nos atrevemos a volar de verdad. Y entonces se nos abre un cielo sin límites.
Zafiro, está en plena cima, entre las aguas y la montaña, observando el campamento. Es una iniciada y su cultura atlántica, le permitió mover los vientos y el fuego, a Quazil leer los pensamientos. Su pie estaba marco por un símbolo y era librepensadora como heterodoxa. Tenía la otra llave para entrar al recinto sagrado del castillo en Cerro Azul, pero, su malcriadez hacia lo entendible en el infinito, la llevo a vagar por los aires y su cuerpo se retorcía ante la ira, porque no había podido desligarse de lo sacral.
Ella, sabía muy bien que, no podía seguir segregada del grupo y su vida debe integrarse al castillo, su dragón, volaba entre las montañas sin rumbo fijo.
Lo que hoy nos hace sonreír… Son las cosas que nos hicieron llorar, ayer…
Las personas se van, los amores se pierden en el tiempo, los problemas se solucionan, hasta el mismo sol se va cada noche, para renacer al día siguiente…
Camina y vuela para triunfar.
El pájaro, es su animal de poder, le daba una experiencia en cada jornada diaria y, estaba dispuesta a encontrarse de nuevo con su pasado.
El castillo, es un viaje apasionante de una diversidad de pasillos, tiene frondosos árboles de distintas galaxias y, todo deben dejarse conducir por la imaginación del poder, una gran cocina y cuartos para visitantes.
Abajo, hay comicios, el pueblo está siendo manipulados con alimentos traídos de los bergantines, la soldadesca, se apoderó del control alimentario y su comandante se arrodilla ante el dueño de una isla colonizante.
Hay batallas, escuderos y guerreros defienden la ciudad y llegan por los muelles, monstruos de hierro, no hay justicia, los líderes se contradicen, es necesario, buscar la otra llave en la cama de cristal.
Fuente Literaria/Relato de Ciencia Ficción/IV etapa/III fase.
Huida hacia el mar y el castillo de zafiro
Logramos cruzar las barricadas y los muros, llevamos a las mujeres y niños junto a los ancianos por grupo familiar al interior de las montañas, lo sacamos por el portón de las                         aguas heladas y montañas gélidas. Era fascinante ver los grupos nómadas pasar con sus rebaños, en los pueblos había hambre, la gendarmería y guardia republicana saqueaban y hurtaban a los pequeños guerreros y ancianos.   Las estepas se observaban hermosas con sus casitas, en la lejanía. Era hora de partir, prender las naves y pasar entre las montañas, muchos   ancianos quieren vivir esclavizados a fuerzas de otra galaxia por bolsas de alimentos.
Nos llevamos a tres violinistas para alegrar a quienes iban en nuestras filas, ya los vecinos de las islas cercanas deseaban hacer el último asalto para colonizarnos por nuestras riquezas.

En el campamento, cada familia era obligada a pasar por un centro de control y revisar un carnet para identificarse y conseguir alimentos, a futuro deberían tatuarse un código   en el cuerpo para laborar.
- El tiempo de la historia, me ha provocado caminos de repetición. Hay que darle libertad al ama individual para no caer en repeticiones, el dictador les ha levantado estatuas a los dioses del egoísmo y el temor, un medo atroz, tienen los habitantes y. el que se rebele es gaseado   con enormes rin0cerontes   y vallas que atraviesan las calles, los prisioneros son llevados a las viejas cárceles de la ciudad.
-Utilizan el simbolismo de viejos dirigentes, ya fallecidos.  Quien gobierna. Lo hace desde una isla, resguardada por viejos soldados   adiestrados para asesinar y someter a la gente, es dos generaciones sometidas a un falso mundo.
Alondra, tomó su nave y se distanció al paso      de un mar a otro. No se dio         cuenta de su amistad   con Quazil       y dejo que lo hirieran y que falsos dioses vociferasen contra él, palabras inciertas   y falsedades.
Demasiado raras son las personas que pueden soportar tales experiencias hasta el fin. Siempre es peligroso refrenar una energía explosiva, pues, puede llegar el momento en que deje de poseerse la fuerza para dominarla. El desmoronamiento será originado entonces por una plétora. Existen   estados y obsesiones con las que no se puede vivir, el dictador desea una devastación, reta   a Dios y habla de la muerte.
Quazil y su servidumbre, asume el riesgo y prende las turbinas de sus naves y van al valle de Higuerote a descansar, acepta una cortesía de Zafiro, ya está solo, para emprender en el futuro, un viaje al corazón   de su Ser y    asumir el reto de su racionalidad.
Tenemos, pues, personajes. Luego hay miles   que son episódicos, son mutantes eternos que transitan la mentira.  Habitan en la galaxia vinixu.








No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL CONDOR

EL CONDOR
La poesìa eròtica, una nueva tendencia del Sur

TE LLEVAS DE MI ALCOBA

Fuente Literaria

Gaviotas en el malecón. (Fotos, cortesía de Ana Caliyuri. Arentina, Tandil).

Emprendes con tus alas el vuelo, para no regresar.

No entiendes mi tristeza y soledad,

Las noches yacen solitarias y frías, no hay calor

Para mi alma

Más allá de las nubes, del firmamento, esta lo eterno

Un mundo que ronda el mar, somos gaviotas y apriscos

Camino al sol y amor.

Ellas andan en pareja, al vaivén del olor, en sus vigilias

No llevan quejas y luchas, solo cuerpos que se expresan a

La luna y al sol.

Rociamos nuestros cuerpos, desnudos, con el rocío del mar.

Y la pasión de una gaviota en cubrir tu misterio en el mar

Sé que en la distancia me lees, despierto de mis sueños,

Ya no éstas.

Siempre escribiré, algo para ti y sin verme me sientes.

Deja que vuele, vuelva a volar y no me detendré jamás

Emiro Enrique Vera Suárez 25/03/2016


Vientos

Vientos
una voz al Sur

A TRAVÉS DEL ESPEJO

Fuente Literaria, Relato de Ciencia Ficción. / fase 2/8

La noche de las langostas.

Nadie es responsable, los ataques resultaron falseados por intereses políticos, los acuerdos llegaron a lo inesperado, en el campamento cientos de muertes inútiles exigen justicia, primero es la justicia y el equilibrio de ley, pero, seguimos avanzando hacia la costa y ya la luna da su luz en una noche que resulta temprana. La nave nodriza empieza ser arreglada con los reactores nuevos. Esto llevará algún tiempo. Necesitamos avanzar hasta la primera hora de la madrugada. Las luciérnagas brillan en este atardecer nocturno.

Esperamos, la ayuda de los alienígenas, robaron los cables de transmisión comunicacional, los guardianes tienen otras motivaciones, sus funciones poco son ejecutadas, parecen parásitos en el cumplimiento de sus deberes. Trato de reponerme, luego de un viaje de trabajo a otra zona planetaria, años anteriores, tuve una dura campaña en Roma, (Italia), para obtener la amistad de los pueblos lusitanos y celtibéricos. Que, en repetidas ocasiones se sublevaron en una guerra de guerrillas en la ciudad de Numancia, donde los centuriones romanos la asediaron durante ocho meses y algunos residentes acabaron suicidándose para no rendirse, al igual que los Libertadores en Venezuela que fueron gaseados con tanquetas y perdigonazos en una dura campaña de dos meses y un saldo aproximado de ciento diez jóvenes muertos. Se reclutaron jóvenes presos y extranjeros para conformar un ejército que atacará a quienes amaban la libertad

La península fue duramente atacada y se construyeron una diversidad de calzadas

Algunos sectores económicos que poseían barcazas y piraguas, necesitan unir las áreas productivas con las consumidoras, por un lado, e Hispania con el resto del Imperio, (Galia e Italia), Los romanos abrieron así rutas por todo el país, poniendo en contacto zonas que habían estado aisladas hasta entonces.

Estos soldados, que viajaban por todos los dominios romanos y convivían con gentes de todas las partes del imperio, absorbían la cultura romana y a su regreso se convertían, a su vez, en difusores de dicha cultura.

El uso del latín como lengua común fue tradicional.

La Península pudo suministrar miles de mercenarios al ejército romano como ya lo había hecho antes con el ejército cartaginés.

Para poder alimentar a una población y a un ejército creciente necesita dominar las zonas productoras de cereales.

Si bien es cierto que los romanos mostraron una gran tolerancia, permitiendo la existencia de formas religiosas, sociales e incluso políticas (siempre y cuando éstas no se opusieran al domino romano), la difusión y adopción de la civilización, cultura, leyes y organización político-administrativa romanas va a transformar fundamentalmente la Península Ibérica en todos sus aspectos:

Por 1a. vez en su historia, los distintos grupos que habitaban el territorio peninsular van a integrarse en un orden común cuando, tras la conquista, los romanos consiguen la unificación política de la Península que se convierte en una provincia del Imperio romano, llamada Hispania.

El derecho romano es una de las mayores contribuciones de los romanos a la civilización occidental. Frente al colectivismo que predominaba en las sociedades anteriores, el Derecho Romano reivindica los derechos del individuo (y personas jurídicas) y especialmente el derecho a la propiedad.

La sociedad urbana que, hasta entonces se había limitado a las colonias, se extiende. La mayoría de las ciudades actuales fueron fundadas por los romanos. Gracias a la paz romana se empiezan a construir urbes en zonas llanas. Estos núcleos urbanos (con su febril actividad económica, sus edificios lujosos, sus diversiones) se convierten en difusores de la cultura romana y en polos de atracción para la población indígena.

Consiguen también la unificación lingüística. El latín, que en un principio era la lengua de la administración y del gobierno, acaba por imponerse, primero en las urbes y después en las zonas rurales. Del latín vulgar derivarán todas las lenguas románicas.

El cristianismo, otra de las bases de la civilización occidental, se difundió rápidamente por todo el Imperio romano, llegando también a la Península. Según la tradición popular al apóstol Santiago el Mayor sería el primer predicador en esta tierra, aunque ninguna fuente fidedigna parece confirmar tal hipótesis.

Durante los 3 primeros siglos de nuestra era los cristianos fueron perseguidos, originando en la Península muchos mártires y santos que, todavía hoy, forman parte de las tradiciones populares y religiosas del pueblo español.

Dentro de la pugna entre cartagineses y romanos por el control del Mediterráneo, la conquista de la Península Ibérica va a convertirse en un objetivo de vital importancia. En el año 218 a.n.E. los romanos desembarcan en Ampurias.

La conquista de la Península pasa de tener un interés puramente militar a tener un interés socio-económico ya que su dominio responde a una serie de necesidades romanas: Roma, que está viviendo momentos de gran expansión, sueña con reconstruir el imperio económico griego.

La Península es rica en metales que escasean en Italia (oro, plata, cobre y hierro). Roma necesita no sólo bases navales sino también materiales para la construcción naval: madera, esparto.

El comienzo de este proceso data del año 218 a.C., cuando las legiones romanas de Cneo Cornelio Escipión desembarcaron en Ampurias, en la costa catalana, para enfrentarse con sus enemigos cartagineses, ocupantes de las zonas costeras y de parte del interior. En una primera fase se procedió a la conquista militar —de la zona cartaginesa hasta el 206 a.C., de la zona interior durante el siglo II a.C. y del resto en el siglo I a.C.—, no exenta de dificultades debido al valor y ansia de independencia de los indígenas, con continuas rebeliones. En una segunda, iniciada cuando aún gran parte de lo que será Hispania no había sido conquistada, se procedió a una asimilación cultural del territorio. Esta no fue total en las últimas regiones sometidas (área cantábrica) ni siquiera en el siglo V cuando se debilitó la presencia romana presa de las invasiones bárbaras, a pesar de llevar 500 años de dominación —muchas veces más nominal que efectiva—, debido al escaso interés por controlar y poblar zonas deprimidas y marginales. Allí pervivieron estructuras gentilicias (clanes) e idiomas (por ejemplo, el euskera), así como el sentimiento de identidad que permitiría su supervivencia frente a los visigodos y el islam, posibilitando el nacimiento de los futuros reinos y condados cristianos. Una de las consecuencias del prestigio de Roma y de lo romano será la aspiración a la ciudadanía, conseguida a duras penas por los indígenas a base de dinero o en premio a su fidelidad. Ello, junto a la suavización de los términos en que se acordaron las distintas rendiciones a manos de las legiones y el tiempo transcurrido desde aquellas, fueron creando un clima propicio a la aceptación de lo romano. Punta de lanza de todo esto fue la llegada de inmigrantes de origen romano e itálico, que se fueron estableciendo en ciudades (municipia civium romanurum, coloniae civium romanorum), creando así focos tanto de difusión cultural como de control político y administrativo: Itálica (Sevilla), Corduba (Córdoba), Emerita (Mérida), Barcino (Barcelona), entre otros. La política colonizadora de Julio César y de Augusto en el siglo I a.C. fue el impulso definitivo a esta labor, iniciada tímidamente dos siglos atrás con la llegada de soldados y comerciantes, suponiendo ahora no sólo el asentamiento de veteranos de las legiones —emparejados con las mujeres indígenas— sino también nuevas remesas desde la propia Italia, en busca de nuevas tierras y mejores condiciones de vida. El clima de paz y la lejanía de los frentes bélicos contribuyó decisivamente a la mejora de la economía y, con ello, a la aceptación definitiva de Roma.

Un hito en el proceso romanizador fue la concesión por el emperador Vespasiano (69-79) del ius latii o derecho de ciudadanía latina, para todos los hispanos libres de origen indígena. Tal medida fue ampliada en el 212 por el emperador Caracalla al convertir a todos los habitantes libres del Imperio en ciudadanos romanos mediante la Constitutio Antoniniana. En Hispania, para esas fechas, casi por unanimidad, la población se `sentía' romana.

Reflejo de esa uniformidad cultural creciente fue la adopción de la lengua latina en todos los ámbitos de la vida, al principio en igualdad con las lenguas prerromanas y luego, salvo excepciones en el norte peninsular, con exclusividad, si bien es verdad que se mantuvieron variantes dialectales —al igual que costumbres y tradiciones culturales—, pero que no alteraron la unidad alcanzada. A este respecto es de destacar la capacidad romana de adoptar creencias y costumbres de los pueblos conquistados, asumiéndolas como propias e integrándolas en un todo común.

La romanización se mostró también en la penetración de la religión romana y, sobre todo, de las religiones orientales importadas por Roma —culto de Cibeles, Mitra, cristianismo— en el uso de vestimentas y ajuares; en los tipos constructivos, ya en obras públicas, ya en vivienda privada; en el uso de los nombres romanos con su praenomen, nomen y cognomen; en el uso de la moneda y métrica romanas; en la aceptación del Derecho Romano frente a las costumbres tribales; en las prácticas comerciales y asociacionistas (collegia); en la llegada de hispanos a Roma como emperadores, magistrados o literatos; o en la presencia de hispanos como legionarios desde Britania a Mesopotamia. La inserción de la Península en el mundo romano supuso una mayor apertura a los intercambios comerciales y culturales con el Mediterráneo y más allá, en una identificación con los habitantes también romanizados de Asia, África y resto de Europa. Todavía en torno al año 500 el sur peninsular se resistirá a la penetración germánica y mantendrá lazos de unión con el Imperio romano de Oriente, que posibilitarán la reconquista bizantina de la zona y su mantenimiento hasta el siglo VII, como una consecuencia de ocho siglos de historia y tradición en torno a la idea y al nombre de Roma.

De sorpresa, llego un emisario en una mula para avisarnos de la llegada de langostas para unirse al batallón y compartir nuestra defensa en la gran batalla.

Cristina Resca, los sueños de una dama Argentina

Cristina Resca, los sueños de una dama Argentina
La poesía en las lagrimas que caen del cielo, llovizna

ESPINAS

Resca. Noctambula de la poesía amatoria

La poesía, ha despertado en mí, la palabra. Por medio de ella, descubro realidades que se transforman en experiencias y verdades, que, asumen una sola dirección fundamental, en el camino a seguir. Desde el balbuceo, hay una primera experiencia que marca el destino de cada quien. Son nuestros primeros contactos con el mundo. La tierra, nos permite despertar la conciencia y respirar, de esta manera reencontrarnos con la condición humana.

la poesía erótica, abre nuevos horizontes a través de la hermenéutica para rescatar textos de comprensión y lectura para fijar un sentido inequívoco del lector que busca una nueva herencia espiritual. El tiempo se nos va en escarbar, hasta llegar al romanticismo o surrealismo. las letras, no tienen fecha de entrega, es una disciplina de elección, es la punta de una generación, es resistencia de un mundo que proviene de nuestro interior. algunas veces origina miedo o vacío expresivo.

la escritura poética, facilita el camino hacia la libertad y, nos permite un enlace son las voces internas que pujan por salir para convertir las palabras en una verdadera leyenda. Siempre, habrá un predominio de la conciencia. es cada línea escrita, desde las entrañas. Es un disfrute, nuestra imaginación. nos cobija hacia nuestro lugar favorito, hasta que la utopía nos arropa en verdades, siempre seremos burlones o sumisos.

Princesa, te has tornado en sirena

viajas en las oscuridades del mar

buscando mi amor, escondido

en las cubiertas de las rocas

en el Cerro Azul.

El tema, surge, mientras se dibuja en nuestra mente. Todo se torna a risa, hasta que se inicia la atracción, nos hemos enamorado, no eres asexual, eres mujer. No te dejes dominar por nadie, o morirás esclava de tus vecinos y familiares, aunque, no hayas nacido en la realeza, tu cuerpo de mujer no indica que vas a estar esclavizada y, luego viajar hacia lo eterno, en una cama de cristal. Ya no valdrá la pena, tu esfuerzo y cariño, por quien, amas.

No creas antagonismos entre tu juventud y madurez. Somos humanos, el príncipe jamás llegará, lo erótico, nos lleva a escuchar nuevas voces. En la poesía, nuestra sexualidad es aceptable. La poesía, es un mundo, donde nos contemplamos a diario, desde la niñez, hasta que somos adultos.

Es un mundo de colores y magia, así nos lo plante María Cristina Resca, una conocida autora de argenta que nos lleva a caminar en sueños a esos mundos internos que siempre estarán iluminados por nuestra sexualidad. Aunque en este mismo ramo de lo femenino también se les puede encontrar a las infractoras esas mujeres que van más allá de la coquetería sumisa, de la doméstica reina de belleza, o la cortejada y sumisa, el antagónico de toda princesa, las nunca bien vistas brujas, pero ellas siempre están relacionadas con lo maligno, con lo perverso y más vale mantenerse alejadas de ese proto

Quizás simplemente sea la parte mercantil la que los ha orillado a vendernos esa felicidad imposible de vivir como humanos no pertenecientes al mundo mágico de Disney. Aunque en el mejor de los casos se puede llegar a experimentarse ese estado de confort, ya sea a través de la visita a uno de los múltiples parques de diversión (con la bien arraigada temática de ratoncito sonriente) o cuando uno de pequeño miró por primera vez la sirenita.
Si esa jovencita encaminada a la sexualidad, huérfana de madre que burla la única autoridad que es la de su padre y escapa para ir en busca de un hombre (hombre que su padre no aprueba) y casarse con él como único fin y meta en su vida. A lo mejor de esa forma podemos ser por un momento felices ahí en ese mundo, de lo contrario “Los grandes y pequeños tendremos, en lo sucesivo, que habituarnos a leer y seguir las historietas que describan nuestra realidad nacional la que de ser como la pintan los escritores y panegiristas de la época que estamos viviendo, es cruda, es amarga, es cruel, es odiosa” Esto se ha manejado de generación en generación y Disney no ha cansado de estigmatizar a los pobres como desdichados llevando siempre a la búsqueda de la riqueza material y no espiritual o moral o la idea que han manejado sobre el matrimonio como camino factible para la felicidad eterna de las mujeres y la importancia de los hombres en su vida.

Nos encontramos frente a una escritora noctámbula, frecuenta los foros y festivales literarios y, nos lleva q una comprensión de la belleza y el espíritu, en una América que parece muy depresiva

Cristina, vuelo La Cordillera Andina, en la noche, a tu lado

Tierra del espíritu para anunciar tus sueños bajo la ofrenda

del tiempo y, en un errar, llegue a Rosario y Villa Constitución visitar a mi amiga Marga,

Tú, hablas, como la noche
Emiro Vera Suárez.

la poesía, es como un cuerpo endeble que, sin embargo, se halla siempre en pie. para continuar el paralelismo, la poesía, cuerpo violado, sería una afrenta impenetrable contra la muerte que vapulea nuestra mente, que no cesa de escribir poemas y cartas

Camino de Clara Schoenborn

, el Viernes, 21 de octubre de 2011 a la(s) 12:51

Hay distancias que no son espacio

si no un interrogante terco,

un viaje exhaustivo

hacia una mirada casi imposible,

para que responda.

Geografía a un tiempo. Clara Schoenborn

Tengo una voz que es solamente para rezarte,

un oído para recoger aves en tus venas,

en ese mundo que nos santifica

entre espigas de turquesas derramadas.

Tú vienes y me elevas

porque sabes que así me construyes,

que no soy marea

pero si tierra ávida de un ojo,

de una mano

y aunque nunca llegaremos al límite,

nos verán pasar

-como fantasmas desnudos-

a un paso de la vida,

a un paso de la muerte,

en esta errante alucinación

tras los espejos.

Este es mi camino

Este es mi camino
Guerreras, mi guía

Mirian Barri

Mirian Barri
Escritora Latinoamericana

MI EGOÍSMO




Porque nací con la pesada fiera
de ser un Yo, un burro de egoísmo
que sólo ve mirándose a sí mismo,
porque nací contigo, compañera

de toda soledad que desespera,
espejo reventado en espejismo,
porque nací de un viejo cataclismo,
el de ser luz en sombra prisionera,

voy a matar el hambre de mis egos,
a devorar tu voz, hermana mía.
Y en el abismo de tus besos ciegos

arrancaré tu fiel hipocresía,
la de vivir al costo de mis ruegos,
la de llorar sin fe tu boca impía.



Miriam Barri
6 Enero 2012

MB. Egoismos

MB. Egoismos

LUCIÉRNAGAS/LUCCIOLE


Por Ana Caliyuri · Viernes, 15 de junio de 2012

LUCIÉRNAGAS

Las luciérnagas

bajo el manto

de la prisa,

tras el hábito

del día

cantan

la angustia

de no ser vistas.

Las pequeñas luces

eslabonan

en el aire

ilusiones azules

cual alfabeto indistinto.

Dime viajero:

¿has visto

en el aire

O en el canto genuino

el inocente amor

envejecido?



Ana

Ana
Palabras y Voces del Sur

LA MAR BLANCA. Ana Caliyuri

·

He visto

su pecho blanco,

las chispas

voladoras

que salpicaban

la herrumbre

de mi pensamiento

cual argento llanto.

He oído

su voz…

Compasiva

persuasiva

sabia.

He plasmado

en un flash

la boda

entre las gaviotas

y el salado salto.

He permanecido

junto a la mar,

la he amado

y contemplado

un día

en que el esplendor

en ayunas

consintió

los cascabeles

de mi alma.

Ana Caliyuri

Ana Caliyuri
escritora.

AZUL ALIANZA. Ana Caliyuri

·

Hurgo

en tu misterio

cual si fuese

el mismo arcano

quien nos contiene

y sin más premisa

que una azul alianza

somos acervo

amor

y pensamiento.

Como en el principio

de las bellas cosas

deslizo

mis naufragios

de mar a mar

entre nuestros vientos.

·

Texto de la poetisa

Texto de la poetisa

COBRA.- María Eleonor Prado Modinger


Lánguida mañana animal

despiertan sentidos,

los ojos invertidos en sueños

de imágenes sin rostros.

Se pisa fuerte peldaños

de teflón sin sol que queme.

Se blasfema interno,

de las bocas salen prados,

de la sangre charcos

estancados de alquitrán.

Pletórica y fina dama

envuelta en tafetán,

piel de doble escama,

lengua en menguante

y sonrisa de serpiente.

Se vislumbran plumas albas

y no es un ángel.

María Eleonor Padrón

María Eleonor Padrón
escritora chilena

El Cóndor

El Cóndor
Visionando la poesía del Sur.

Sin ti


de Edith Moncada, el Viernes, 16 de marzo de 2012 a la(s) 21:01 ·

Sin ti, no se nada de mí,

vago sonámbula

perdida en la multitud ,

nadie me ve.Invisible voy.

Eres luz ,

me sacas de mi oscuridad,

me vuelves radiante

me inundas de bondad.

Las calles de mi vida huelen mal

cuando tú te vas.

La vida se vuelve insulza, vacía

todo es ópaco y la gente sin piedad.

La felicidad existe cuando tú estás.

La vida tiene armonía y hasta las esquinas

me parecen cordiales ,entonces

abundan las rosas sin espinas.

¡Ay! de mí que mis ojos no ven la realidad

te apareces en cada mirada

te escondes detrás del umbral

te has llevado mi lógica,

mi alma ,

sin ti nada

es verdad.

Suyai Chile copyrights. 2011

Sin ti.

Sin ti.
es contemplación de lo espirituual.

Mariesca, Maria Resca

Mariesca, Maria Resca
Escritora.

Ella sabe...

Maria Cristina Resca

Ella sentía
que el tiempo se iba...
el amor que sentía
ya no latía,
de a poco moría...

Era la espera
agonizando callada,
en el largo ocaso
de un día muy triste.

Él se llevó
aquel sentimiento
que un día los unió,
dejando un vacío
de ilusiones rotas,
de llantos sin fin.

Ella sabe
que él ya no volverá,
aún así,
cada anochecer,
ella recuerda
el amor ausente.

Mariesca
La vida me ama y yo amo a la vida...
Derechos Reservados
Argentina

REFLEXION.

Reflexion
CAMCO
Emiro Enrique Vera Suarez

En Mérida nace el viento y el sol se duerme alborotado por un trago de miche. La luna chorrea aguamiel. Los niños salen cargados de ternura a pasear entre ríos cristalinos. Y los ancianos, sin saber lo que es languidecer, van macerando la sapiencia que sólo la montaña sabe dar, para luego germinar de entre sus blancas barbas en historias, cuentos y fábulas que dormirán a los nietos. Pájaros y nieve, trigo y olores de calabazas tiernas, cobijas y nubes, miles de cosas y una sola que, a fin de cuentas, es lo que termina siendo la cordillera: La Paz hecha Tierra.

Foto de Maria Eugenia Torres Escobar.

Lina, en Mérida

Lina, en Mérida
Y su historia.

DUDA. Lucas Peréz.


Muchas veces miro el cielo y me pregunto,Quien estará allí? habrá un dios un demonio o ..quizás no haya nadie y estemos solos.

María Cristina Resca

María Cristina Resca
argentina, junto a Suyay buscan una nueva tendencia en el campo poético

SERA NUESTRA NOCHE

María Cristina Resca

Será nuestra noche ...

de Maria Cristina Resca,

En esta noche elegida,

donde tú y yo,

estaremos muy juntos,

abrázame en tu tierna locura

y llévame en tus brazos

hasta borrarnos del mundo.

Quiero entrar al delirio

de sentirte en mi cuerpo,

buceando mis deseos,

satisfaciendo mi soñada lujuria.

No temas amor,

no habrá nada que impida el momento.

Estaremos aislados en una loca fantasía,

al entrar en los cuerpos

nos perderemos hasta ser uno.

Serán tus húmedos jadeos,

unidos a los míos,

deslumbrados testigos

de esta pasión desatada.

Ven amor mío y cumple mi sueño,

ésta, será nuestra noche ...

Mariesca

La vida me ama y yo amo a la vida ...

Derechos Reservados

guerreras.

guerreras.
visionan los blogs.

Emiro Vera Suarez

Emiro Vera Suarez
Filosofo y periodista cultural.

Golondrina, tejado de luz.. Emiro Vera S.


de Emiro Enrique Vera Suarez, el Sábado, 7 de enero de 2012 a la(s) 16:55

Rapida golondrina vislumbras el sol,

bajo tus mensajes y cristales secretos.

Brillan tus cosas en el agua y copas

de árboles.

Mensajes, breves gestos, marchan

al camino.

Giros en tus molino, oh, golondrina

de pronto éstas.

Cuajas el sol en la piscina, tensas

piel al romperse las elásticas de

los árboles.

Nunca te has marchado, en Reyes menos,

tu imagen vuela cuan golondrina en el

copo de los árboles

guerreras cuidando el blog

guerreras cuidando el blog

Edith Moncada

Edith Moncada
Trasciende tu alma desde el Sur.

Fuga. Maria Eleonor Padro Mondiguer

Fuga. Maria Eleonor Padro Mondiguer
El correro del hombre en el tiempo

FUGA

El vestido que colgó

era de tenues encajes,

de malva rosa los

bordados y de rancia

tela amordazado;

él colgaba con tristeza

lo que hubo haber tocado.

Del rebaje era su cuello,

de la cintura ese ombligo

y en laso sujetado,

la matriz donde dormía.

Nunca pudo maldecirla.

En el placar donde reposa

esa ajada vestimenta lleva

lágrimas hoy secas donde el

polvo hace su siesta.

El olvido es olvido ya no hay amor que se conmueva.

Autor :María Eleonor Prado M.

Maria Eleonor Prado Mondiguer

Maria Eleonor Prado Mondiguer

los espectros

los espectros
Escritor

las aguas profundas


·

Fuente Literaria/ relato de Ciencia Ficción/ IV fase/ i” parte

Quinaria, las princesa argonauta

Más allá de la costa de Patanemo, se encuentra el Cerro Azul. Es una tierra de mucho silencio y profundos barrancos, con aldeas fantasmales que sufren el azote cortante del viento y un mar despiadado, donde los marineros se ahogan por no tener descanso entre los chuscarrados bergantines, barcos y peñeras- Allí, junto al acantilado existe un gran túnel que da paso a una plataforma, donde se encuentra el castillo que, se hunde y alza en su cementerio azul. Al frente del gran portón, aparecen dos candiles prendidos con sus dos dragones custodios.

Al otro lado, un camino de montañas gélido, donde las olas enfurecidas chocan contra os frailejones y os pasantes que iban a los campamentos a saquear con el apoyo del invasor, venido de la frontera.

El contrabando, era la vida de los barcos negreros y ahora traían armamento para asesinar a los residentes del lugar que se resbalasen o alzaban su voz contra el dictador.

Quazil, esperó que Zafiro descansase, iba a un largo viaje y, acondicionó un buque y lo pinto de negro y su destino era la isla del Caribe, allí se gestionaba la entrega o exilio del gobernante que cambio los planes de su antiguo jefe. Tenía cinco cañones, aguardiente, rifles y bombas que hacen huir a la gente. En Ohué les esperaban los negocios, pero durante la travesía se fue gestando una rebelión a bordo, fruto de la ambición de Soto y sus compinches, que "se dieron cuenta enseguida de que yendo por libre podían sacar el doble de tajada",

El 12 de febrero de1828, a las 5.40 de la tarde echaron el ancla en la actual Ghana, donde el capitán Pedro Mariz de Sousa pensaba cerrar la compra con los jefes tribales de la zona, pero una pelea en plena noche ecuatorial aceleró el motín y los esclavos nunca subieron al bergantín. Soto no desaprovechó la oportunidad y asumió el mando del Defensor de Pedro. Abandonó a Mariz de Sousa y a sus marineros fieles en la costa africana y largó velas hacia el Atlántico Sur con una veintena de hombres desesperados que, "sin mercancía para vender en Cuba, no tenían otra alternativa que la piratería",

Alondra, enfurecida se corría por los muros y sus tres dragones sofocaban los pequeños levantamientos de los ricachones a orillas del río. Los habitantes no podían ir a buscar sus alimentos y lo que le daba el Estado mediante una tarjeta de cambio.

Quazil, reposaba, vienen días de firmeza y ferocidad. Poco descanso y los alimentos escaseaban en el orbe. Necesitan encontrar la otra llave con urgencia para aligerar el paso por los portones internos que daban a las embarcaciones

Las sanciones de los Consejos de Estado, reunidos, se hacían sentir y los falsos jueces como fiscales eran sentenciados por violar a ley.

Soldados de otra galaxia, llegan para la gran reunión y decir sobre el gobernante, juzgado de mil maneras, como dominados por la galaxia madre-

Hortensia Fuentes Bastias

Hortensia Fuentes Bastias
escritora chilena

AMAR, REGALO DE DIOS.- Hortencia Fuentes Bastias,


"AMAR...

REGALO AL ALMA ,

PORTADOR DE BUENAVENTURANZAS,

CAMINO A LA VIDA ETERNA,

GLORIOSO EN LA TIERRA ,

GLORIOSO EN EL CIELO,

PORQUE TODO LO PUEDE PORQUE TODO LO ALCANZA ,

PORQUE ES DE NOCHE PORQUE ES DE DÍA ,

ES LA CLAVE ÚNICA Y PERFECTA A LAS NAVIDADES PLENAS

PORQUE EN SU ORIGEN FUE CREADA

CON LA MISMA PASIÓN CON QUE REVERDECEN LOS CAMPOS Y SE AGITAN LOS MARES,

CON LA GRANDEZA Y VITAL FUENTE QUE DA LA VIDAY QUE DA LA MUERTE ,

TAN DESEADA Y ESPLENDOROSA ANTE EL INFINITO INMENSO...

QUE SOLO ME QUEDA DECIR :

" ¡JESÚS Y MÍ ÚNICO DIOS TE AMARÉ POR SIEMPRE". ...

GRACIAS POR ESTAR CONMIGO

EN MIS ALEGRÍAS Y MIS DESESPERANZAS,

PORQUE ME TOCAS Y ME ALCANZAS."

Amar, de Hortensia Fuentes Bastias

Amar, de Hortensia Fuentes Bastias

JULIA DEL PRADO- Escritora Limeña

JULIA DEL PRADO- Escritora Limeña
Luz de la voz escrita en Perú, Latinoamerica. ahonda sus versos y composición en nuestra alma.

Detrás de la aldaba


de Julia del Prado, ·

Detrás de la aldaba

Socorro paseaba por las calles empedradas de San Miguel Allende generalmente a las 5.30 de la tarde a sus mascotas Terry y Buffi, el primero un pastor alemán, la segunda una adorable pekinesa. Ella era una mujer solitaria y les prodigaba cariño y buena alimentación. Vivían en esta casa señorial también dos gatitos Lucy y Tancredo a los que la amable dama les permitía subir a su cama y a sus sillones de sala, mientras les acariciaba el lomo; ronroneaban con ese placer gatuno tan particular.

Un día de tantos llegó a visitarla un vecino de nombre Jonás que además era el Jefe de la Comisaría del pueblo. La aldaba de color verde esperanza sonaba: -Toc, toc, toc.

Socorro presurosa abrió la puerta. Jonás ingresó, charlaron un ratito y él quedó un tanto atónito al ver que en todo el perímetro de este hogar sólo había cueros y más cueros de estos animalitos.

Julia del Prado (Perú)

2 de dic. del 2011

Esfigie

Esfigie
Un grito del alma es una sinfonía triturada en el arpa rota de tu mano fecunda, quebrada en el silencio. Musa Sinuana

PROPUESTA INDECENTE

PROPUESTA INDECENTE


Quizás nunca mi labios
hubiesen pronunciado éstas palabras
me daba cierto miedo
que me despreciaras.

Pero hoy te habla mi alma,
en el instante fugaz
está mi vida,
no en el ayer que pasó
ni en el mañana,
sólo ahora el presente que es real.

Una propuesta indecente
colmó de angustia mi corazón,
hoy,
no sé de tú ausencia
ni quiero saber de tú silencio
que poco a poco se destruye
en mi recuerdo.

Pienso con dolor
que antes que dé un bello día
una propuesta indecente
te desterró de mi corazón.

Mary Bell Díaz Castillo
(31-MAY-11)

Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez
Escritor Venezolano- Español

QUE QUIERES DE MI?


y esas ideas goteen mi alma
para estructurar sueños y conceptos
y ver tus ojos cantar
con los labios de tu corazón
que desean aflorar, que quieres de mí?

Eres algo hermoso que cristalizas ideas,
Para mí. Es tu amistad.
Deja tocarte con mis dedos
para sentir tu aliento de paz
somos racionales
un corazón para amar
y amarnos

Y cristalizar ideas que corren tus praderas hasta el lugar de tu descanso
corre, corre
soñemos y cantemos tu danza.
Que ideas.

Y esas ideas goteen mi alma
para estructurar sueños y conceptos
y ver tus ojos cantar
con los labios de tu corazón
que desean aflorare quieres de mí?
Emiro Vera Suarez 28, junio 2013

olvidar

olvidar

VOY A OLVIDAR



Voy a olvidar lo que más amo
voy a olvidar porque me hace mucho mal
seguir amando
Aunque siento que al arrancármelo
con él va parte de
mi vida
y aun así voy a sobrevivir.

No obstante mi alma saldrá en busca de él
y vagara sobre la ciudad vacía
sin consuelo y desprotegida
recordando lo que él un día prometió
pero aquella promesa el viento se llevo
dejando mis sueños e ilusiones marchitos como una flor.

Hoy voy cantando mi triste canción
y siento latir de a pocos mi corazón
por aquellos sueños e ilusiones
que sepultados están en el ayer
en un jardín de rosas y espinas.

Hoy no puedo entender
porque fue tan falso su querer
y me pregunto ¿Que fue del ayer?
Más un silencio invade mi ser.

René Mendoza

Rene Mendoza

Rene Mendoza